Hermenegildo ‘Menchi’ Sábat Murió a los 85 Años de Edad

Hermenegildo Sábat fue un caricaturista, profesor y artista plástico nacido en Uruguay quien también tenía nacionalidad Argentina. Sin dudas, una persona que se convirtió en leyenda por sus creaciones artísticas desde los años 70.

Trabajó con técnicas como óleo, técnicas mixtas, surrealistas y abstractas. Incluso, sus diseños llegaron a ser utilizados por escritores como Julio Cortázar en uno de sus tantos libros emblemáticos.

Sus Comienzos

Desde muy pequeño estuvo interesado en el arte, al igual que su familia (su padre y su abuelo fueron artistas reconocidos). Posteriormente comenzó a trabajar como fotógrafo, y luego como impresor de un periódico uruguayo.

Sabat luego consiguió un excelente puesto de trabajo en Uruguay, como secretario de redacción del periódico El País. Luego, decidió dejarlo todo ya que no se sentía preparado para tomar ese cargo con mucha responsabilidad.

Decidió concentrarse en su profesión como artista plástico y se radicó en Argentina, donde tuvo que comenzar fuertemente desde abajo, pero luego, poco a poco fue recibiendo reconocimiento al trabajar en periódicos como La Opinión y Clarín.

Arte Colorido

Su arte era admirado por miles de personas en Argentina y en Uruguay. Incluso, llegó a convertirse en un icono del periodismo y la caricatura en ambos países por la gran labor que ejerció en Montevideo y en Buenos Aires.

Críticas

Sábat también era un hombre muy crítico, radical, fiel a sus ideales, los cuales expresaba libremente, cosa que a muchos  les molesto por su distinción política. Sobre todo durante la época Kirchner que causó opiniones negativas incluso de la misma presidenta de Argentina, Cristina Kirchner.

Premios Y Reconocimientos

Menchi Sabat también llegó a recibir grandes cantidades de premios y reconocimientos por su labor profesional, humanística y artística. Algunos de ellos fue el premio “Maria Moors Cabot” que le otorgó la Universidad de Columbia (de las mejores universidades de EE.UU y el mundo).

Se le otorgó el reconocimiento de “ciudadano ilustre” de Buenos Aires y de Montevideo, también recibió el doctor honoris causa en su alma mater, la Universidad de la República de Montevideo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *